Aunque la marca nipona solicitó el registro de su invento a finales de 2014 no ha sido hasta ahora que la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos lo ha hecho público. En el documento presentado se pueden ver algunos dibujos sobre cómo sería el vehículo en cuestión.

Su propuesta consiste en un aerocoche que esconde las alas en el fuselaje, cuya estructura se adapta a las necesidades de cada momento. De este modo, se consigue la mejor aerodinámica según se circula por tierra o aire. Un conjunto de baterías se encargarían de alimentar el sistema de propulsión, conectado a una hélice ubicada en la parte trasera.

http://www.lavanguardia.com/motor/innovacion/20160713/403141364190/toyota-patenta-coche-volador.html